Manga: Yoru Café

YORU CAFÉ

Género: Comedia, josei, romance, harem
Autora: Maki Enjouji
Año: 2.008 
Nº Tomos: 3 / Nº Capítulos: 15

Sinopsis:
“A la edad de 20 años, Hina Takato, se casó con un rico empresario que le triplicaba la edad. A los dos años su marido fallece por una grave enfermedad y Hina, que nunca fue tratada bien por la familia de su marido, decide mudarse al pequeño y viejo edificio que recibió de herencia, junto con la administración de la cafetería “Queen’s Café” que está en la planta baja del mismo edificio que está siendo llevado por tres jóvenes camareros que rondan la veintena. Decidida a no volver a enamorarse nunca más por devoción a su difundo marido, Hina empieza una nueva vida.”


Antes de terminar la segunda entrega de “TIPOS DE PAREJAS” he decidido publicar como aperitivo esta pequeña reseña para ir calentando motores de nuevo. Y qué mejor manera que con un manga que, a mi personalmente, me ha entretenido tanto que me lo he fundido en unas horas…. y es que esta autora, nunca me defrauda a la hora de divertirme al mismo tiempo que disfruto de una preciosa historia romántica madura.

Tiene un estilo apolíneo y delicado

Descubrí hace tiempo a la amena Maki Enjouji con su manga más famoso, Hapi Mari, y buscando más dosis de esta mangaka, llegué a su ocurrente obra Private Princereseña aquí). Si algo caracteriza a esta autora es que sus personajes son puñeteros clones; por lo que puedes ver a Hokuto (Hapi Mari)  y Will (Private Prince) protagonizando también el manga Yoru Café… y lo mismo para las protagonistas femeninas. Los tiene sobreexplotados a los pobres. Peeeeeeeero a mi, que su dibujo me tiene enamorada hasta las canillas, me importa lo mismo que si me torturaran a diario sumergiéndome en un bañera llena de postres tres chocolates regados por una deliciosa crema pastelera caliente. No sé si me explico, vamos. 



Lo que me gustaría pedir
está fuera de la carta…

“Yoru Café” sigue la vida de una viuda veinteañera que al poco de perder a su marido, un señor mayor que podría ser el abuelito de Heidi pero sin el chucho Niebla, decide hacer las maletas y mudarse al roñoso edificio que le ha dejado  en herencia, ya que su familia política nunca la aceptó como esposa de su padre por el gran abismo de diferencia de edad que los separa, se la pela que ella besara los pieses de su esposo allá donde fuera por amor. Por lo que decide apretarse el corazón y nunca más volver a enamorarse, ¿volver a sufrir? ¡ni de coña! 
Con la Sansonite en mano embarca una nueva vida. Lo que no esperaba era encontrarse, con que además del pequeño viejo edificio  también ha heredado la administración de la peculiar cafetería nocturna que está en la planta baja y… ¡agarraos niños! ¡sorpresa! la están gestionando tres camareros que rondan la veintena y están más buenos que toda la fábrica de pan Bimbo. ¡Toma pastillas de goma!

Los cinco protagonistas

Los tres dioses griegos son: Soushi Sawatariun ex-tenista profesional de 25 años de la que Hina siempre ha sido supermegafan, es el más reservado y el blanco habitual del acoso sexual que desarrolla la dulce e inocente Hina cuando bebe alcohol. El pobre se pasa media serie dándose duchas frías. Nozumu Nanjo, un estudiante de derecho universitario de 21 años, es el más malhumorado pero también el más impulsivo. A su pesar le coge cariño a Hina. Yoshizumi Yukimura, es el más mayor de los tres con sus 28 años, es el más tranquilo y racional, aunque al lado de estos dos no estaba alto el listón… Juntos, forman una gran familia y no dudan en hacer que Hina se sienta como en casa… peeeeeeeero ahí está el abogado de la familia, Toudou, para fastidiar la marrana e intentar llevar a Hina al lado oscuro, que es a su lado, ya que está “inlof” de ella desde que la primera vez que la vio, sin embargo al estar casada paró todos los caballos en ir a cazarla, pero ahora que es viuda…. ¡al ataqueeeeeeeerrrr, mis valientes!

La leona chuza no va a tardar en cazar a la pobre gacela

En mi opinión, los quince capítulos se quedan cortos para sacarles todo lo que esta historia podría haber dado de sí. Detrás de cada personaje, se esconde un pasado que llegaremos a conocer de forma atropellada y apresurada sin llegar a vincularte con él de forma emocional. Pero bueno, ya sabéis que de eso cojean todos los mangas de corta duración. 
Aún así, queda un argumento fluido y muy divertido que nos hará reírnos y enamorarnos al mismo tiempo que la protagonista. Ella es del tipo inocente, pero tan tierna y dulce que no la podemos odiar, aunque haga algún gazapo y nos den ganas de zarandearla con un “¡¿Pero qué leches haces, insensata?!”… pero bah, eso lo hacemos con todas las chicas shojeras, ¿no? 

De toda la variedad de sensaciones que vamos a tener, como ternura, drama, amor o amistad, yo me quedo con los momentos divertidos que los protagoniza Hina cuando el alcohol saca la fiera que lleva dentro, la veremos atacar sin piedad a su presa. Es curioso ver como por primera vez en un manga, es la chica quien pega el muerdo… ¡Qué momento te regala la vida, pequeña gacela! 

En definitiva, no es el manga del año pero sí que te vas a echar unas carcajadas con la ayuda de esta mangaka. Si ya eres seguidor de sus obras, ¡no puedes perdértela!

NOTA FINAL


7/10

(Aviso que hay escenas cochinotas no aptas para mentes puras e inocentes, ¡cerrad los ojos como he hecho yo! )

Anuncios

Vuelvo en menos de lo que tarda una protagonista de shojo en decir "¡Kyaaaaaaa!"

AVISO INFORMATIVO:

¡Jo, soy lope…! ¡LO PEEEEEEEOR!

¡Bueeeeeenas!

A pesar de lo que pueda parecer. No. No me he ido a por tabaco. 
Si es que no tengo perdón, lo sé. Mi precioso y adorado blog lo he tenido más abandonado que mi dieta en verano, ays. Qué sepáis que me he dado un montón de latigazos para compensar tal osadía. Pufff, al menos dos.

Os confieso que no he visto nada de anime desde finales de agosto, por lo que tengo toooooooda la temporada pasada por terminar y todos los capítulos de la actual por empezar. Algo dantesco, inaudito, catastrófico, horrible…. Tanto que en cualquier momento creo que la policía de la Blogesfera va a aporrear mi puerta solo para retirarme el carné de blogger o para quitarme puntos por déficit de velocidad en las entradas, jajaja
Como actualizarme antes de que termine la temporada es casi imposible, voy a centrarme en terminar las entradas que tengo pendientes en borradores y ya me subo al carro de la temporada de invierno. Por lo que en menos de lo que tarda en decir una protagonista de shojo “¡Kyaaaaaaaa!” en el primer capítulo, me tenéis por aquí con la….. (por favor control, redoble de tambores)

♪♪ran rataplán; tantarán;tantarantán ♪♪

LA SEGUNDA ENTREGA DE LA ENTRADA “TIPOS DE PAREJA”

Bueno, esto tiene más impacto si conocéis y os gustó la primera (Ver aquí), ejem, ejem.

Así que nada, espero que cuando haga mi “come back” sigáis aquí conmigo. 

Besoooos