Recomendación: POPURRÍ DE MANGAS DE ROMANCE, ACCIÓN, ROMANCE, DRAMA, ROMANCE, JOSEI Y… ¿HE DICHO YA ROMANCE?

RECOMENDACIÓN: 

POPURRÍ DE MANGAS DE ROMANCE, ACCIÓN, ROMANCE, DRAMA, ROMANCE, JOSEI Y… ¿HE DICHO YA ROMANCE?

Leyendo como una posesa
¡Bueeeeeenas! ¡I’m back, niños! 😀

Después de pegarme unas ‘peaso’ vacaciones de esas que ya ni te acuerdas de la clave del ordenador o de si tenía ordenador incluso… ¡qué casi me compro otro en el Carrefú, uoooops! 

Lo sorprendente e increíble es que no solo he estado tocándome el papo a dos manos sino que he estado currando para y por el blog, como lo oís. Me he sacrificado y he estado leyendo como sino hubieran periódicos ni novelas ni recetas de cocina ni etiquetas de champú, únicamente he leído manga. Bueno, algún Whatshapp habré leído, no os voy a mentir. :_)

Habré estudiado y analizado como 50 mangas enteros y dejado de lado otros 30 alegando: “Esta mierda no hay quien la lea, ¡a tomar viento!”, como si yo fuera crítica literaria del Premio Planeta 2.015, pero eso son detallitos sin importancia.
Así que nada, mientras me pongo al día de los 30 capítulos de anime que me faltan por ver, os dejo esta pequeña lista de mangas diversos de la criba que he realizado estas semanas entre mojito y mojito. 
Ah, por cierto, como soy muy metódica, estructurada, pulcra y meticulosa pues no están ordenados por nada en particular, ¡uys, os va a tocar leer todos para averiguar cual es más-mejor! ¡a por ello! 😉

1.- Akai Ito

Género: Comedia, shojo, romance, slice of life.
Autora: Kaho Miyasaka
Año: 2.012 – 2.015
Nº Tomos: 9, Nº Caps: 38. FINALIZADO

Sinopsis: 
“La historia gira entorno a una chica llamada Tachibana Chihiro que ejerce como manager del club de kendo de su escuela. Es respetada y temida por su recta actitud, a pesar de que se dedica en cuerpo y alma al equipo de kendo. Está enamorada de Nanjo del club, pero se inscriben en escuelas distintas y acaban separándose. Al empezar la nueva escuela se encuentra con Hinase, que es alguien a quien no le hace nada de ilusión volver a ver…”

Mi opinión: “Akai ito” significa “hilo rojo del destino”, por el cual los japoneses tienen la creencia de que las personas predestinadas a conocerse se encuentran unidas por un hilo rojo atado al dedo meñique. Es invisible y permanece atado a estas dos personas a pesar del tiempo, del lugar y de las circunstancias. El hilo puede enredarse o tensarse, pero nunca puede romperse…. Y con esta premisa empieza este shojo escolar que aunque es igual que las típicas historias de amor de este género tiene algo especial que ha conseguido no aburrirme en absoluto y eso que , ¡al loro!, el primer capítulo tiene más de 100 páginas.  

Ese “algo especial” que comentaba es sin duda los personajes que te presentan, además del típico lío amoroso principal, hay otras historias románticas paralelas, algo que siempre agradezco porque parece que el mundo solo gira alrededor de dos personas en todo Japón. El dibujo no es muy detallado pero es agradable a la vista, además de que las caras masculinas son más ajaponesadas de lo habitual. 

En cuanto a los personajes, Tachibana, la prota, se desmarca del prototipo shojera-moñas que solo sabe que ruborizarse por todo, ser tontaelculo o ser manipulada al antojo del guaperas de turno. Nah, Tachi es un poquito tsundere pero porque tiene una mirada de cabreo que le va de serie o por su sentido de la responsabilidad estricta y recta con el estudio por el cual tó quisqui le tiene miedo y respecto, aunque en realidad es amable ya que se desvive por los demás. Los demás personajes son Rino, la alegre mejor amiga de Tachi; Nanjo, el frío chico con gafas del cual Tachi está hasta las trancas; Hinase, el pizpireta despreocupado archienemigo de Tachi y Kirigaya, el avispado y amable amigo de Hinase. Todos ellos juntos consiguen una preciosa historia de escolares que no se olvidan de enseñarnos valores como la amistad, la confianza y seguridad en uno mismo o la sinceridad. 

No debes perdértela si te gustan los shojos con dibus ajaponesados y las protagonistas anti-moñas.

2.- Hotaru no Hikari

Género: Comedia, josei, romance.
Autora: Satoru Hiura
Año: 2.004-2.009
Nº Tomos: 15, Nº Caps: 90. FINALIZADO

Sinopsis: 
“Hotaru Amamiya es una oficinista de 27 años a quien se ha sido etiquetado como una «Mujer Himono», es decir que ha abandonado toda esperanza de tener un romance en su vida. Pero la situación comienza a complicarse cuando empieza a vivir con Takano, su jefe, y ciertas cosas comienzan a surgir…”

Mi opinión: Este divertido y enrevesado josei trata sobre la vida de Hotaru, una veinteañera que cumple perfectamente el perfil de “mujer Himono”, traducido como “un pescado seco”, quidicir, que prefiere estar en casa vagueando en el sofá, beber cerveza y dejar que su casa se convierta en un estercolero de la que hasta Diógenes y toda la piara de cerdos de la fábrica Revilla saldría corriendo si viera esa zorrera, maemía.

Toda su pacífica y tranquila vida cambia cuando por circunstancias extrañas de todo josei debe compartir su casa con su jefe cuarentón, Takano Seiichi, el cual está divorciándose de su esposa y para colmo es un obsesivo del orden y de la limpieza; por lo que el choque de convivencia entre ellos está servido. ¡Qué comiencen los fuegos artificiales, señor pirotécnico! 

Mientras tanto, en la oficina entra a trabajar un atractivo joven de 24 años, Makoto, que pone los ojos en Hotaru y dará pie a que ella se interese de nuevo por el amor. Lo más curioso es que será su compañero de casa quien le ayudará a dejar de ser un “pez seco” y recuperar la autoestima y confianza en sí misma que le faltan, aunque al principio sea para que se pire Hotaru de casa. Por otro lado, Takano hará amagos de intentar recuperar a su esposa. 

Como veis en la imagen, el dibujo es excesivamente sencillo y solo los protagonistas tienen el trazo más detallado; pero es la puñetera historia que nos cuenta lo que te atrapa y te da igual que el dibujo lo haya hecho un niño coreano de apenas de 5 años en su cocina y con lapices de colores. Es fresca, amena y divertida a rabiar por los dos locos protagonistas que son el punto estrella de la serie: Hotaru además de ser un pescado seco es infantiloida, que me recuerda a Noda de Nodame Cantabile, y también oculta en el trabajo su verdadera personalidad, ya que en el curro es pulcra, aseada y bien vestida, ni se imaginan que en casa viste pijamas rotos y viejos con bolas enormes de pelusas que cualquier día te hablan de usted… No, solo la conoce verdaderamente su sufrido jefe Takano, al que saca de sus casillas continuamente. 

No debes perdértela si te gustan los joseis con personajes con Síndrome de Diógenes y los pijamas viejos con bolas enormes de pelusa que te hablan de usted.

3.- Hana-kun to Koisuru Watashi

Género: Comedia, shojo, romance, slice of life
Autora: Fuyu Kumaoka
Año: 2.011- 2.015
Nº Tomos: 9, Nº Caps: 36. EN CURSO

Sinopsis:
“Nanase Sakashita es una estudiante modelo, pero eso no le impide que se interese por Hana-kun, el delincuente de la escuela. Hana-kun por accidente pierde una pequeña caja mientras intentaba escaparse del aula de castigo. Cuando Nanase intenta devolvérsela Hana-kun le dice que se la quede, ya que es demasiado tarde para dársela a la chica que le gusta. ¡¿Quién será ella?!”


Mi opinión: ¿Otro shojo? Sep, como podéis ver estoy más romántica y melosa que los “dulces piropos” que suelta un obrero desde un andamio… ¿será el calor que siempre me pone pegajosa? ¿será hora de empezar a escribir poemas de amor que consiga que los de Neruda se usen solo como papel del WC? Mientras pienso en ello os cuento un poco de este manga… 

Ha caído en la recomendación este tópicazo de shojo que aunque es un romance ‘gonito’ de los de siempre, tiene una pareja que realmente quieres animar y no precisamente a que se tiren por un puente, no. Te gustan y no lo puedes evitar.
Nanase es la representante de clase ya que ella es inteligente, sensata y responsable, en definitiva, la estudiante que todo profesor desea tener en clase; pero también vemos avanzando la historia que ella es directa, fuerte, inocente y sabe que tiene defectos y aprende a corregirlos. 
Todo empieza cuando ella tiene un tropiezo  por casualidad con Hana, un compañero que apenas asiste a clase y cuando lo hace, siempre anda metido en peleas y termina en el aula de castigo. Él, como muchos protagonistas shojeros, es bastante tosco y un mascachapas, pero todo es por malentendidos y rumores que rápidamente se resuelven y se descubre su verdadera personalidad, que es la de un chico normalito, sólo eso: UN CHICO NORMAL. Ni es un príncipe perfecto ni un pervertido que va detrás de comer los morros de la chica, no. Es normal, corriente, ordinario, estándar, ¡cosnio, lo que viene siendo N-O-R-M-A-L! increíble pero cierto, lo sé. Descubrimos sus virtudes y defectos que harán que la relación de estos dos adolescentes sea bastante más realista de lo que nos tienen acostumbrados en un manga shojo. Casi lloro de emoción.

En cuanto al dibujo es el habitual de este género pero tiene buenos puntos al expresar las emociones en las caras que lo hacen más cómico. 
Ainsss, me encantaría que saliera en versión animada, ya que me ha recordado a Ao Haru Ride.

No debes perdértela si te gustan los shojos con protagonistas normaluchos y los piropazos de los obreros.


4.- Cage Of Eden

Género: Psicológico, drama, aventura, horror, ecchi, misterio, shonen, romance
Autor: Yamada Yoshinobu 
Año: 2.008- 2.013
Nº Tomos: 21, Nº Caps: 185. FINALIZADO

Sinopsis: 
“Akira y sus compañeros se encontraban viajando en un avión, pero éste se estrella contra una isla habitada por especies que se piensa que se han extinguido. La situación se vuelve cada vez más desesperante cuando algunos de sus compañeros son comidos vivos, mientras que otros matan por desesperación. Ahora Akira y algunos otros supervivientes están tratando de sobrevivir a lo que parece ser una horrible pesadilla.”


Mi opinión: ¡Con mucha acción, con mucho misterio a lo Iker Jiménez y con pocas uñas me ha dejado esta serie de tanto que he sufrido con los doscientosmil personajes que he conocido a la largo de sus 185 capítulos…!

Por la sinopsis se da un aire a Lost, bueno más que aire, diría más bien un huracán caribeño, pero poco a poco se va desvinculando de la popular serie y se convierte en una trama misteriosamente adictiva. Lo he disfrutado mucho a pesar de su torpe comienzo o de su apresurado e insatisfecho final, para mi gusto. Aún así como veis lo recomiendo.

El personaje principal, Akira, es el que sale del molde en cualquier shonen, un adolescente que no vale para nada en la vida cotidiana pero que en situaciones límites saca fuerza sobrehumana y se convierte en el líder. Lo que le hace distinto es que en este caso lo acompañan muchísimos personajes diversos que le brinda las cualidades que le faltan a este arquetipo de personaje.

A lo largo de la serie iremos viendo como las emociones, reacciones e instintos más primarios del ser humano son sacados a la luz para poder sobrevivir en ese infierno, donde las personas, para los reyes de la isla: los dinosaurios, son como un buffet libre. Fuertes, débiles, populares o frikis, da igual lo que sean, todos son alimento y se va a liar parda hasta que poco a poco empiezan a comprender que la unión y la amistad los hará más fuertes.
Os aconsejo encarecidamente un paquete de pañuelos al lado y un litro de helado de chocolate porque en cualquier momento el personaje que más cariño le has cogido puede desaparecer como si de Juego de Tronos se tratara, snif.

El dibujo es muy sencillo y anticuado pero no es lo más importante. Ah, aviso que hay desnudos pero con censura, como mucho salen ropa interior, tetitas y culos, el típico fanservice pero que no es excesivo; tampoco es relevante para la historia pero yatusabeh…

En definitiva, lo que más destaca es ese misterio de la isla que te atrapa y se va desenredando a medida que avanza, aunque el final te deja cabo sueltos que se dejan a la imaginación del lector.
 

No debes perdértela si te gustan los misterios de Iker Jiménez  y los dinosaurios con mala leche y mucha hambre.

5.- Hachimitsu ni Hatsukoi

Género: Shojo, comedia, slice of life
Autor: Ai Minase
Año: 2.012- 2.015
Nº Tomos: 11, Nº Caps: 30. EN CURSO

Sinopsis: 
“Koharu es una chica feliz y anima. Sano Natsuki es un tipo alegre y activo. Juntos comparten una relación intima y especial, ya que son amigos de la infancia. Ahora que entran a la secundaria, muchas cosas cambian y también los sentimientos que tienen hacia el otro. ¿Podrán darse cuenta de este cambio?”

Mi opinión: Cuqui. ¡Mentira, es supermegahipercuqui! Fin.

Otra pastelada que ha conquistado mi dulce y cínico corazón. A este ritmo me veo cantando canciones de Disney en la ducha rodeada de mariposas revoloteando a mi alrededor, ¡ay señor! 
Si os soy sincera nunca he jugado en la liga de las amig@s de infancia, al contrario, no suelen estar bien llevados y me resultan personajes insoportables y estampables contra la pared que solo sirven para hacer el trío amoroso de turno de toda historia romántica.
Peeeeeero en este caso es una historia asquerosamente adorable. Fijaos que hasta ¡hay un cachorro de panda, por Dios!. Aunque no sé si es un perro raro o un panda con la enfermedad de Benjamin Button porque el jodío no crece con los años (?)

Bueno, el tema es que son dos amigos vecinitos que siempre han estado juntos desde que eran renacuajos, lo ven tan natural abrazarse o decirse que se quieren que no se plantean su tipo de relación conforme van creciendo. Eso sí, todo el mundo a su alrededor saben que van a acabar juntos menos ellos, así de inocentes son… 

Cuando empiezan a homonear en la adolescencia al mismo tiempo que conocen nuevas amistades al ir al nuevo colegio, es donde se verán por fin que tipo de sentimientos reales tienen el uno por el otro. Ainsss, solo os digo que conforme iba leyendo más corazones, flores y burbujas desprendían las páginas. ❤

Los personajes principales son dicharacheros y felices, pero sobretodo muy inocentes y tiernos. Los secundarios son muy activos en la historia, algo que se agradece infinitamente, me gusta ver que son sociables y tienen amistades y familias en los mangas, ¡¿qué le voy a hacer?!

El dibujo es bastante correcto donde destaca los ojos grandes y el peinado, pero derrocha trazos suaves y los dibujan a menudo en modo chibi para destacar la parte cómica. 


No debes perdértela si te gustan los cachorros de panda y los corazones, flores y burbujas.

6.- Koe no katachi

Género: Drama, slice of life, romance
Autor: Yoshitoki Oima
Año: 2.013- 2.014
Nº Tomos: 7, Nº Caps: 64. FINALIZADO

Sinopsis: 
Shoya Ishida un chico que puede escuchar, y Shoko Nishimiya una estudiante recién transferida que no puede. El día que se conocen Shoya comienza a molestar a Shoko, al punto de llegar a convertirse en su Bully, y gracias a ésto el resto de la clase comienza a molestar a Shoko también. Al poco tiempo, el objetivo del Bullying deja de ser Shoko, para ahora ser Shoya. Años después Shoya siente que quiere ver a Shoko de nuevo.”

Mi opinión: Es el que más recomiendo de todos los de esta lista. Me ha emocionado a niveles impensables para mi, con la carne de gallina y la lagrima asomado por el ojo prácticamente toda la historia, que empecé a leer creyendo que sería algo  triste pero ligero de llevar. Para nada, es imperdible.

La mangaka de una forma dulce, tierna y muy cruda crea esta serie para hacer una crítica social del, por desgracia, famoso “bullying”, acoso escolar, un tema espinoso que está presente en cada gesto, en cada palabra y en cada mirada en la serie. La autora nos muestra las dos caras de la moneda, tanto del acosado como del acosador; o de como se puede cruzar la fina línea de pasar de ser el terrible acosador a terminar siendo víctima de acoso. Consigue que entiendas las dos versiones y simpatices con los dos al hacerla tan real y verosímil.

La historia nos presenta a Shoya, un chiquillo de apenas 12 años que hace cualquier locura para combatir el aburrimiento con sus amigos, es el gamberro-payaso de la clase. Cuando llega una nueva compañera de clase, Shoko, encuentra en ella un nuevo juguete entretenido al saber que es sorda. Los compañeros después de cansarse de estar siempre ayudando y apoyando a Shoko empiezan a imitar a Shoya y terminan acosándola sin piedad, pero todo acaba cuando la madre de Shoko denuncia a la escuela y Shoya es el acusado como el único que perturbaba a Shoko causando que todos sus compañeros empiecen a darle de lado. Shoko es trasladaba y Shoya acaba siendo un paria sin amigos ni compañeros.

Cinco años después, Shoya necesita que quiere a toda costa disculparse a la antigua compañera que destrozó su infancia porque entiende el daño emocional que le causó y busca redención en su perdón. Él desearía que nunca se hubieran conocido pero también desearía que se pudieran conocer otra vez.

En definitiva, una maravillosa obra que trata un tema delicado de una forma cercana para concienciar a la sociedad.
Según tengo entendido la harán próximamente en versión animada, ¡lucky!


No debes perdértela si disfrutas con las historias reales y apoyas las críticas sociales.

7.- Hana ni Arashi

Género: Comedia, shojo, romance
Autor: Takagi Shigeyoshi
Año: 2.005- 2.008
Nº Tomos: 2, Nº Caps: 11. FINALIZADO

Sinopsis: 
A pesar de que su cuerpo tiene una inusual flexibilidad, Kunimi Riko intenta ser una chica normal de instituto. Un día, un chico viene de repente a verla diciendo que se enamoró de ella a primera vista y quiere ser su pareja. Él es Tachibana Ran, el heredero de la millonaria y poderosa familia Tachibana. Un romance lleno de tensión entre Ran, quien persigue incansablemente a Riko, mientras que ella lo rechaza a la fuerza”

Mi opinión: Esta cortita y delirante historia es muy pero que muy surrealista pero te ríes a carcajadas con este par de despropósitos de personajes.

Para empezar Riko es tan fuerte que parece la hija perdida de Chuck Norris, algo que ella detesta e intenta pasar como una chica normal. Por otra parte, Ran, es un loquillo y excéntrico heredero que conoció casualmente a Riko y no para hasta dar con ella para… declarar su amor. Hinca hasta la rodilla en el suelo pistola en mano.

Hasta aquí lo de siempre, ¿no? Chico millonetti se enamora de chica normal. Pero con la ayuda de las aventuras extravagantes, los asesinos flipados que persiguen a Ran y la extraña pareja que forman los protagonistas ayudan a que pases un divertido rato leyendo esta divertido shojo.

En cuanto al dibujo es precioso, cuidado y detallado. Al ser cortito invirtieron más tiempo en él, lo que viene siendo mi lógica aplastante…


No debes perdértela si te gustan los personajes con pistolas y Chuck Norris.

———————————————————-

Y hasta aquí mi pequeña lista de mangas, ¿los has leído? ¿qué te parecieron? ¿cuales incluirías en esta lista? ¡Cuenta, cuenta!

 ¡Nos leemos!
Anuncios

Kekkaishi

Reseña: KEKKAISHI


Género: Shounen, comedia, drama, acción, fantasía, romance.
Estudio: Sunrise
Año: 2.006
Anime Capítulos: 52 (Emitidos del 2.006 al 2.008)
Manga Volúmenes: 35 (Publicados del 2.003 al 2.011)

Sinopsis: Yoshimori Sumimura y Tokine Yukimura, herederos de dos clanes rivales poseedores de la técnica kekkai (magia de barrera), deben defender su escuela de los Ayakashi (demonios), los cuales buscan los misteriosos poderes que oculta el terreno bajo la escuela ya que está construida sobre uno de los shinyuuchi que son considerados como tierra sagrada.


Después de un tiempo de sequía de un buen shounen en las temporadas actuales, decidí buscarlo por mi cuenta y riesgo. Me topé con la historia de un par de adolescentes con poderes que defienden cada noche a capa y espada el terreno de la escuela donde van a estudiar de día. De entrada lo primero que pensé fue “¿pero estos niños cuando duermen?, con ese ritmo de vida no llego a los 18…”
Y con esta inquietud por si los niños dormían sus ocho horas recomendadas por el Organismo de Salud Pública empecé a ver la serie.  

Convivencia vecinal típica española. 
Como en muchas series de personajes con poderes espirituales, Yoshimori y Tokine son los legítimos sucesores  de su familia, que además de vecinos, son rivales a muerte. Te demuestran que se odian porque sale la abuela de Tokine, todas las mañanas, echándole agua con la manguera al abuelo de Yoshimori mientras se ríe de su maldad. A mi sinceramente me ha parecido  una convivencia vecinal bastante normal.


Y mientras los abuelos se tiran los trastos a la cabeza, los dos protagonistas con tan solo 9 años ( ¡FLI-PA!)  empiezan a cazar y matar demonios pokemons con su técnica Kekkai, que consiste en seis pasos: 
Hoi ( designa un objetivo); Joso ( determina la forma, suelen usar un cuadrado); Ketsu ( activa el kekkai, quedan atrapados dentro); Kai ( desactiva el kekkai, si no es peligroso lo sueltan); Metsu ( lo contrario a Kai, minimiza el kekkai, destruyendo lo que contenga dentro); Tenketsu ( abre una puerta a otro mundo y es lleva los fragmentos, usan un bastón para ello). 

La serie arranca sin anestesia con el primer arco de drama: vemos a un peque-Yoshi sin ningunas ganas de ir por las noches a matar demonios, está desmotivado porque su ‘oniichan’ Masamori debería ser el sucesor y no él. Se siente un enclenque debilucho que tan solo es una carga para Tokine que es dos años mayor que él y para colmo está hasta las trancas por ella, quien siempre lo protege…. pero un fatal accidente (¡cómo no!)  causa un efecto motivador en Yoshimori, decide hacerse más fuerte y que nunca más salga nadie lastimado. Cinco años después, empieza la verdadera historia… 
Y tengo que reconocer que a lo largo de esos 52 capitulazos, me habré reído a carcajadas en al menos 48, la comedia es sin duda, un punto fuerte de la serie a pesar de tener tintes dramáticos.

Hay dos arcos de drama hacia el final de la serie, pero antes nos presentan diversos personajes, tanto humanos como fantasmas o demonios, cada uno con sus historias complejas que se van conociendo a medida que va llegando a su clímax. Que los propios ayakashis ( lo malos, malosos) tengan sus propias historias es algo que siempre me ha interesado en las series, que humanicen a todos los personajes hace que te replantees de parte de quien estás y pensar en  si  ‘¿matar a los demonios es la solución?’

En definitiva lo que hace que esta serie con tantos clichés se desmarque un poco son sus personajes:
No se nota nada que es un poco baka
Yoshimori Sumimura (14 años): Lo que hace único a este protagonista es sin duda su seiyu, Hiroyuki Yoshino, es el maestro de la comedia en un personaje que tiene rasgos dramáticos. Yoshi, a pesar de ser un holgazán y tener una pasión desmedida por ser pastelero y por los bricks de café con leche, quiere convertirse en el mejor Kekkasihi para proteger Karasumori y lo hará a toda costa. Es idiota y lo sabe, pero ello no impedirá que haga todo lo posible por luchar por su objetivo. Siempre le acompaña Madarao, un perro demonio que huele los demonios.

¡Qué no quiero nada contigo, cansino!
Tokine Yukimura (16 años): A pesar de tener menos poder que Yoshi, es mucho más peligrosa que él ya que no vacila a la hora de usar el kekkai. Es muy responsable, estudiosa y acepta sin dudar su deber como heredera. Todo sería perfecto sino la agobiara ver como la idiotez de Yoshi  los mete en un lío tras otro. Es ajena a los sentimientos de él, pero se aprecia a ella le preocupa mucho. Siempre la acompaña Habuki, un perro demonio cien años más joven que Madarao.

Además de estos dos protagonistas, están:
  •  La familia Sumimura compuesta por su abuelo hastaloshuevosdesunieto, un padre viudo que es el perfecto amo de su casa, un hermano mayor frustrado que es el ‘boss’ de una organización de humanos X-men, un hermano pequeño que es más maduro que todos ellos juntos. 
  • La familia Yukimura compuesta por la abuela poderosa amantedelasmangueras y la madre viuda experta en cazar cucarachas con zapatillas de estar por casa.
  • La organización X-Men, cada uno con un poder distinto y una historia para contar.
  • Kokuboro: Un grupo de  ayakashis que quieren conquistar Karasumori, el terreno de la escuela, por su gran poder para hacerlos más fuertes. 


En resumen, un shounen un poco distinto de los demás que destacará por su acción, comedia, personajes y una historia que no tambalea en ningún momento. 

¡Ay, Yoshi, qué hablan bien de nosotros!

Nota final: 7.5