Recomendación Manwa: UnTOUCHable

Recomendación Manwa: UnTOUCHable

Género: Comedia, josei, romance, sobrenatural,slice of life.
Autora: Masstar
Año: 2.014 – en curso
Capítulos: 68 (y los que vendrán…)

Sinopsis: 
“Sia Lee, es una vampiresa moderna que trabaja como modelo y se alimenta de la energía que obtiene al tocar a los hombres en vez de beber su sangre. Su raza considera a los humanos como comida y disfrutan cazando. Todo su mundo se vuelve del revés al conocer a su nuevo vecino, Jiho, un misofóbico que tiene un terrible pavor a la suciedad y al contacto humano. Empezará una extraña relación donde él odia tocar y ella está desesperada por tocarlo. “


Recientemente me he adentrado en el mundo del Manwa, el manga coreano, al descubrir que es un mundo de luz y de color. Todas, absolutamente TODAS LAS PÁGINAS están más coloreadas que un camaleón en Desigual. De hecho, si las pasas a toda castaña casi parece que estás viendo su adaptación en anime. Bueno vaaaaaaale, si haces eso y hueles a uña quemada, entonces ya te garantizo yo, que el mundo de luz y de color lo ves y en versión animada….mente fumada.

Pero vamos al lío y no el del tabaco. Para los que desconocen el tema del manwa, os voy a explicar un poco en que se diferencia, para mi, del popular manga japonés:

– Los coreanos gastan más en rotuladores y pinturas de colores que los tacañones de los japoneses. Como veis en la imagen que he puesto arriba, es una delicia para los sentidos de la vista.
– La lectura es como ir conduciendo por Londres, va al revés del mundo y hasta que te das cuenta has leído unas cuantas conversaciones sin sentido que ya empezaba a pensar que antes de formular la pregunta, el otro ya lo respondía. Así que tomad nota: lectura izquierda a derecha.
– Las páginas son inmensamente laaaaaaaaargas, he girado tanto la rueda del ratón que se ha convertido en una puerta giratoria. En serio, te chupas un capítulo en 3 páginas, porque cada capítulo tiene 15 pisos, 1 sótano y una bodega. Tremendo.

¡Déjame tocarte! ¡Porfi, porfi!

UnTOUCHable, es un manwa que me atrajo desde que el primer instante en que leí su sinopsis. La historia de un mundo donde los vampiros no necesitan chupar sangre, sino que simplemente con tocar la piel del humano se nutren de la energía que necesitan. Sia, es una bella vampiresa que vive una vida perfecta y despreocupada, es modelo y cuando haces sus sesiones con modelos masculinos es justo su hora de comer. Un día, por accidente, choca con un joven y ….al rozar su mano descubre una energía pura y tremendamente adictiva para ella. Necesita tocarle a toda costa para volver a sentir esa deliciosa sensación. El problema vendrá cuando descubra que Jiho, además de ser su vecino, tiene pánico a los gérmenes y a la contaminación y… no va a ser tan fácil que se deje tocar ni una pestaña… Pero Sia no va a rendirse y hará todo lo posible para cazar esta suculenta presa.

La historia gira alrededor de los personajes principales, que son como un zapato y una acelga, no se pueden ser más distintos. Ella es… bueno, mejor os los presento:

Más mona ella.


Por un lado tenemos a Sia, una vampiresa de 22 años que trabaja como modelo de fotografía y en donde consigue la energía que necesita para alimentarse. Al conocer a Jiho se obsesiona con él y tiene como misión curarlo de su enfermedad, pero como si fuera un pata de jamón; ya que para ella solo es comida. De hecho lo llama Pollo y no vacilará en intentar conseguir seducirlo para que salga con ella, de ese modo se alimentará de ese exquisita energía. La paciencia es una virtud que ella deberá empezar a poner a prueba y durante su misión empezará a tener serias dudas sobre si detrás de esa obsesión hay algo más… Pero no puede ser, ¡Pollo es solo pollo! 

Pato WC es su modelo a seguir. 

Y por otro lado, Jiho, que es un novelista de 29 años y misofóbico crónico desencadenado por un trauma en el pasado. Y como si de un terremoto de grado 7 en la escala Ritcher se tratara, su loca vecina Sia entrará en su pacífica y esterilizada vida para ponerla patas arriba y con la manía persecutoria de querer tocarlo, ¡con el ascazo qué tiene él a todo lo que no esté desinfectado! “¡Quita bicho! Si yo no estoy enfermo, solo soy un poco excéntrico…” 
¿Conseguirá Sia con su “desinteresada” ayuda poder llegar a la fuerza y voluntad de Jiho que necesita para superar su enfermedad?

Para complementar a los personajes principales nos encontramos con unos secundarios peculiares, unos más destacables que otros. El más destacado es el típico amigo de infancia de Sia, el cual es el inseparable de su amiga y no le sentará bien que ella se obsesione con un ser humano. El amigo de éste, un humano, que será el que le pondrá cordura y sensatez a estos locos y por último la hermana mayor de Sia, es psicóloga y aconsejará a Sia que deje de perseguir a un imposible, lo único que quiere es que ella sea feliz.

En definitiva, un relato que me tiene completamente enganchada en seguir viendo como van avanzando tanto en luchar contra sus prejuicios, sus orgullos, sus dudas y sobretodo superar sus temores. Yo la sigo a día a día, ¿te animas a leerla conmigo? :_)

Nota media: 8.5/10