Manga: Yoru Café

YORU CAFÉ

Género: Comedia, josei, romance, harem
Autora: Maki Enjouji
Año: 2.008 
Nº Tomos: 3 / Nº Capítulos: 15

Sinopsis:
“A la edad de 20 años, Hina Takato, se casó con un rico empresario que le triplicaba la edad. A los dos años su marido fallece por una grave enfermedad y Hina, que nunca fue tratada bien por la familia de su marido, decide mudarse al pequeño y viejo edificio que recibió de herencia, junto con la administración de la cafetería “Queen’s Café” que está en la planta baja del mismo edificio que está siendo llevado por tres jóvenes camareros que rondan la veintena. Decidida a no volver a enamorarse nunca más por devoción a su difundo marido, Hina empieza una nueva vida.”


Antes de terminar la segunda entrega de “TIPOS DE PAREJAS” he decidido publicar como aperitivo esta pequeña reseña para ir calentando motores de nuevo. Y qué mejor manera que con un manga que, a mi personalmente, me ha entretenido tanto que me lo he fundido en unas horas…. y es que esta autora, nunca me defrauda a la hora de divertirme al mismo tiempo que disfruto de una preciosa historia romántica madura.

Tiene un estilo apolíneo y delicado

Descubrí hace tiempo a la amena Maki Enjouji con su manga más famoso, Hapi Mari, y buscando más dosis de esta mangaka, llegué a su ocurrente obra Private Princereseña aquí). Si algo caracteriza a esta autora es que sus personajes son puñeteros clones; por lo que puedes ver a Hokuto (Hapi Mari)  y Will (Private Prince) protagonizando también el manga Yoru Café… y lo mismo para las protagonistas femeninas. Los tiene sobreexplotados a los pobres. Peeeeeeeero a mi, que su dibujo me tiene enamorada hasta las canillas, me importa lo mismo que si me torturaran a diario sumergiéndome en un bañera llena de postres tres chocolates regados por una deliciosa crema pastelera caliente. No sé si me explico, vamos. 



Lo que me gustaría pedir
está fuera de la carta…

“Yoru Café” sigue la vida de una viuda veinteañera que al poco de perder a su marido, un señor mayor que podría ser el abuelito de Heidi pero sin el chucho Niebla, decide hacer las maletas y mudarse al roñoso edificio que le ha dejado  en herencia, ya que su familia política nunca la aceptó como esposa de su padre por el gran abismo de diferencia de edad que los separa, se la pela que ella besara los pieses de su esposo allá donde fuera por amor. Por lo que decide apretarse el corazón y nunca más volver a enamorarse, ¿volver a sufrir? ¡ni de coña! 
Con la Sansonite en mano embarca una nueva vida. Lo que no esperaba era encontrarse, con que además del pequeño viejo edificio  también ha heredado la administración de la peculiar cafetería nocturna que está en la planta baja y… ¡agarraos niños! ¡sorpresa! la están gestionando tres camareros que rondan la veintena y están más buenos que toda la fábrica de pan Bimbo. ¡Toma pastillas de goma!

Los cinco protagonistas

Los tres dioses griegos son: Soushi Sawatariun ex-tenista profesional de 25 años de la que Hina siempre ha sido supermegafan, es el más reservado y el blanco habitual del acoso sexual que desarrolla la dulce e inocente Hina cuando bebe alcohol. El pobre se pasa media serie dándose duchas frías. Nozumu Nanjo, un estudiante de derecho universitario de 21 años, es el más malhumorado pero también el más impulsivo. A su pesar le coge cariño a Hina. Yoshizumi Yukimura, es el más mayor de los tres con sus 28 años, es el más tranquilo y racional, aunque al lado de estos dos no estaba alto el listón… Juntos, forman una gran familia y no dudan en hacer que Hina se sienta como en casa… peeeeeeeero ahí está el abogado de la familia, Toudou, para fastidiar la marrana e intentar llevar a Hina al lado oscuro, que es a su lado, ya que está “inlof” de ella desde que la primera vez que la vio, sin embargo al estar casada paró todos los caballos en ir a cazarla, pero ahora que es viuda…. ¡al ataqueeeeeeeerrrr, mis valientes!

La leona chuza no va a tardar en cazar a la pobre gacela

En mi opinión, los quince capítulos se quedan cortos para sacarles todo lo que esta historia podría haber dado de sí. Detrás de cada personaje, se esconde un pasado que llegaremos a conocer de forma atropellada y apresurada sin llegar a vincularte con él de forma emocional. Pero bueno, ya sabéis que de eso cojean todos los mangas de corta duración. 
Aún así, queda un argumento fluido y muy divertido que nos hará reírnos y enamorarnos al mismo tiempo que la protagonista. Ella es del tipo inocente, pero tan tierna y dulce que no la podemos odiar, aunque haga algún gazapo y nos den ganas de zarandearla con un “¡¿Pero qué leches haces, insensata?!”… pero bah, eso lo hacemos con todas las chicas shojeras, ¿no? 

De toda la variedad de sensaciones que vamos a tener, como ternura, drama, amor o amistad, yo me quedo con los momentos divertidos que los protagoniza Hina cuando el alcohol saca la fiera que lleva dentro, la veremos atacar sin piedad a su presa. Es curioso ver como por primera vez en un manga, es la chica quien pega el muerdo… ¡Qué momento te regala la vida, pequeña gacela! 

En definitiva, no es el manga del año pero sí que te vas a echar unas carcajadas con la ayuda de esta mangaka. Si ya eres seguidor de sus obras, ¡no puedes perdértela!

NOTA FINAL


7/10

(Aviso que hay escenas cochinotas no aptas para mentes puras e inocentes, ¡cerrad los ojos como he hecho yo! )

Anuncios

Private Prince

RESEÑA: PRIVATE PRINCE


Género: Comedia, josei, romance.
Autora: Maki Enjouji
Año: 2.005 – 2.009
Número Tomos: 5

” Sakuragawa Miyako es una estudiante graduada en la Universidad Eito en contra de los deseos de su familia. Un día, ella descubre que el príncipe de Istria está de intercambio en la misma universidad por lo que Miyako deseará acercarse a él a toda costa con la esperanza de que la ayude a terminar su tesis,  que trata sobre la bisabuela del príncipe, la Reina Ritsuko, pero él tiene no es lo que aparenta y tiene otras ideas…”


¿Quién no ha soñado alguna vez de niña que un día nos encontraríamos con un galante y apuesto príncipe que sacudiría nuestro mundo y nos convertiría en la princesa más hermosa del reino? ¿QUÉ? ¿NADIE? no mintáis, pillinas, que Disney ha hecho mucho daño.

En el caso de Miyako, una universitaria de Historia de 22 años, lo único que le interesa del Príncipe Wilfred, que acaba de matricularse en su misma universidad, es que tiene acceso directo a la documentación que necesita para terminar su tesis al ser descendiente directo de la reina. Ya puede venir desnudo a lomos de un caballo blanco por la orilla de la playa que como no traiga bajo el brazo el diario de la Reina Ritsuko, que ni lo va a mirar…

El paseo del pingüino

Así que para conseguir esos dichosos papeles no se le ocurre otra cosa que acosarlo en plan mirona desde los arbustos, como si él fuera un componente de los ONE DIRECTION y ella una quinceañera. Pero extrañamente este infalible plan no funcionaba ( ¡qué raro!), así que su amiga Chiri consigue colarla en la fiesta de bienvenida para el Príncipe, eso sí, para poder hablar con él en privado debe llamar su atención y que mejor manera que aprovechar su gran personalidad pechonalidad e ir vestida enseñando cacho: debe ponerse un escote donde podrían anidar una familia entera de cigüeñas… ¿se nota qué es consejo de amiga, no?


¡Y FUNCIONÓ, OIGA! Y es que el amable, respetuoso y caballeroso Príncipe no es lo que aparenta, en realidad es un pervertido mujeriego aficionado a los pechos grandes. #Cochinote

Así que Miyako le pide el favor de que le deje ver la información de su bisabuela, pero el príncipe tiene otro objetivo en mente y le pedirá a cambio que consiga que no se aburra durante su estancia en la universidad. Si logra entretenerlo y sacarlo de su tedioso aburrimiento, él le dará lo que ella tanto ansia, la documentación dorada.

A partir de aquí es cuando empiezan a confraternizar los dos protagonistas teniendo la inevitable atracción sentimental-sexual. Como en casi todos los mangas josei, aparecerán terceras personas, enredos y situaciones cliché, como por ejemplo, cuando ella se mete en un aprieto y llega el principesco a rescatarla, liándola parda dando coces a diestro y siniestro, como buen perfecto protagonista masculino.

Una de las grandes e irremediables pegas que le encuentro, es la forma en que desenvuelven las cosas, hubiera deseado ver más carácter por parte de Miyako, siendo taaaaaaaan inteligente y obcecada en vivir solo para el trabajo, me hubiera gustado verla más fuerte en resistir los encantos de él. Pero ya se sabe, típico de manga josei, nada más la tocan con la uña ya se derriten como un lacasito en tu mano.

En definitiva, a nivel general la historia trillada de príncipe se enamora de una plebeya está muy usada pero aún así estamos ante una comedia fresca y sencilla ya que no tiene un argumento original ni profundo, se hace llevadera y agradable a lo largo de sus apenas 25 capítulos.

Tengo que reconocer que más que la sinopsis, fue el dibujo lo que más me decidió a leerlo, tiene un estilo bonito y bien definido. Un detalle que me llamó la atención fue que hay pocos fondos de paisaje, está más centrado en las personas sobre fondo blanco.

A la izquierda, Príncipe Wilfred. A la derecha Usui con Misaki.

Como curiosidad, Wilfred me recuerda mucho a Usui de “Kaichou wa maid sama”. ¿serán primos?


Nota final: 7 

( Recomendada para amantes del josei, sin sorpresas y agradable de leer)