Recomendación Manwa: UnTOUCHable

Recomendación Manwa: UnTOUCHable

Género: Comedia, josei, romance, sobrenatural,slice of life.
Autora: Masstar
Año: 2.014 – en curso
Capítulos: 68 (y los que vendrán…)

Sinopsis: 
“Sia Lee, es una vampiresa moderna que trabaja como modelo y se alimenta de la energía que obtiene al tocar a los hombres en vez de beber su sangre. Su raza considera a los humanos como comida y disfrutan cazando. Todo su mundo se vuelve del revés al conocer a su nuevo vecino, Jiho, un misofóbico que tiene un terrible pavor a la suciedad y al contacto humano. Empezará una extraña relación donde él odia tocar y ella está desesperada por tocarlo. “


Recientemente me he adentrado en el mundo del Manwa, el manga coreano, al descubrir que es un mundo de luz y de color. Todas, absolutamente TODAS LAS PÁGINAS están más coloreadas que un camaleón en Desigual. De hecho, si las pasas a toda castaña casi parece que estás viendo su adaptación en anime. Bueno vaaaaaaale, si haces eso y hueles a uña quemada, entonces ya te garantizo yo, que el mundo de luz y de color lo ves y en versión animada….mente fumada.

Pero vamos al lío y no el del tabaco. Para los que desconocen el tema del manwa, os voy a explicar un poco en que se diferencia, para mi, del popular manga japonés:

– Los coreanos gastan más en rotuladores y pinturas de colores que los tacañones de los japoneses. Como veis en la imagen que he puesto arriba, es una delicia para los sentidos de la vista.
– La lectura es como ir conduciendo por Londres, va al revés del mundo y hasta que te das cuenta has leído unas cuantas conversaciones sin sentido que ya empezaba a pensar que antes de formular la pregunta, el otro ya lo respondía. Así que tomad nota: lectura izquierda a derecha.
– Las páginas son inmensamente laaaaaaaaargas, he girado tanto la rueda del ratón que se ha convertido en una puerta giratoria. En serio, te chupas un capítulo en 3 páginas, porque cada capítulo tiene 15 pisos, 1 sótano y una bodega. Tremendo.

¡Déjame tocarte! ¡Porfi, porfi!

UnTOUCHable, es un manwa que me atrajo desde que el primer instante en que leí su sinopsis. La historia de un mundo donde los vampiros no necesitan chupar sangre, sino que simplemente con tocar la piel del humano se nutren de la energía que necesitan. Sia, es una bella vampiresa que vive una vida perfecta y despreocupada, es modelo y cuando haces sus sesiones con modelos masculinos es justo su hora de comer. Un día, por accidente, choca con un joven y ….al rozar su mano descubre una energía pura y tremendamente adictiva para ella. Necesita tocarle a toda costa para volver a sentir esa deliciosa sensación. El problema vendrá cuando descubra que Jiho, además de ser su vecino, tiene pánico a los gérmenes y a la contaminación y… no va a ser tan fácil que se deje tocar ni una pestaña… Pero Sia no va a rendirse y hará todo lo posible para cazar esta suculenta presa.

La historia gira alrededor de los personajes principales, que son como un zapato y una acelga, no se pueden ser más distintos. Ella es… bueno, mejor os los presento:

Más mona ella.


Por un lado tenemos a Sia, una vampiresa de 22 años que trabaja como modelo de fotografía y en donde consigue la energía que necesita para alimentarse. Al conocer a Jiho se obsesiona con él y tiene como misión curarlo de su enfermedad, pero como si fuera un pata de jamón; ya que para ella solo es comida. De hecho lo llama Pollo y no vacilará en intentar conseguir seducirlo para que salga con ella, de ese modo se alimentará de ese exquisita energía. La paciencia es una virtud que ella deberá empezar a poner a prueba y durante su misión empezará a tener serias dudas sobre si detrás de esa obsesión hay algo más… Pero no puede ser, ¡Pollo es solo pollo! 

Pato WC es su modelo a seguir. 

Y por otro lado, Jiho, que es un novelista de 29 años y misofóbico crónico desencadenado por un trauma en el pasado. Y como si de un terremoto de grado 7 en la escala Ritcher se tratara, su loca vecina Sia entrará en su pacífica y esterilizada vida para ponerla patas arriba y con la manía persecutoria de querer tocarlo, ¡con el ascazo qué tiene él a todo lo que no esté desinfectado! “¡Quita bicho! Si yo no estoy enfermo, solo soy un poco excéntrico…” 
¿Conseguirá Sia con su “desinteresada” ayuda poder llegar a la fuerza y voluntad de Jiho que necesita para superar su enfermedad?

Para complementar a los personajes principales nos encontramos con unos secundarios peculiares, unos más destacables que otros. El más destacado es el típico amigo de infancia de Sia, el cual es el inseparable de su amiga y no le sentará bien que ella se obsesione con un ser humano. El amigo de éste, un humano, que será el que le pondrá cordura y sensatez a estos locos y por último la hermana mayor de Sia, es psicóloga y aconsejará a Sia que deje de perseguir a un imposible, lo único que quiere es que ella sea feliz.

En definitiva, un relato que me tiene completamente enganchada en seguir viendo como van avanzando tanto en luchar contra sus prejuicios, sus orgullos, sus dudas y sobretodo superar sus temores. Yo la sigo a día a día, ¿te animas a leerla conmigo? :_)

Nota media: 8.5/10

Anuncios

Yamada-kun to 7-nin no Majo

Reseña: Yamada-kun to 7-nin no Majo

Género: Comedia, romance, harem, misterio, sobrenatural
Estudio: LIDEN FILMS
Año: 2.015
Anime Capítulos: 12

Sinopsis: “Ryu Yamada es un estudiante de 2º año en Suzaku High. Ryu siempre llega tarde al colegio, se duerme en clase y consigue notas penosas. Su vida es un aburrimiento total. Por otro lado, la guapa Urara Shiraishi es la estudiante mas brillante de Suzaku High. Un día y sin ninguna explicación, ¡sus cuerpos son intercambiados! Ryu acaba dentro del cuerpo de Urara y Urara en el de Ryu. “


¡Beso, kiss, beijo, bacio, bico, petó o kisu!

La serie con más besos que he visto nunca
Da igual en que idioma lo escriba, vamos a encontrarnos en cada capítulo al menos tres momentos en el cual los personajes harán morritos, y posiblemente serán entre chico-chica, chica-chica o chico-chico, pero casi ninguno será con su cuerpo original. ¿Qué quiero decir? Pues que estamos ante una serie donde el Cambio de Cuerpos es tan normal como cambiarse de ropa interior. ¡Necesitarás una mente abierta para verla!
Besos voluntarios, robados, accidentados,
forzados… ¡de todos los colores!
Desde que veo habitualmente series de anime japonés, el ver un mísero besito es más difícil que ver pasar el Cometa Halley, ocurre una vez cada 76 series. Los japoneses son muy mojigatos en ese aspecto, con ver adolescentes llamarse por el apellido con honorificos y no por apodos chorras ya es un indicio de que poco turrón va a haber. Peeero con “Yamada-kun to …” te vas a hinchar a besos, pero todos por el bien de la ciencia, cof, cof. 






La pregunta inicial es: ¿Qué harías si durante un rato tuvieras el cuerpo de tu sexo opuesto? ¡Já, se te ocurren un montón de ideas, ¿eh? Aquí las ponen en práctica con mucho sentido del humor.

Lo que más me ha llamado la atención es la versatilidad de los seiyuus al tener que interpretar el personaje de su compañero de reparto, ya que al cambiar de cuerpos intercambian el rol del personaje y deben adoptar la personalidad del otro. ¡Chapeáu! Nos chocará ver a la habitualmente calmada, tranquila y femenina Urara convertida en una marimacho ruidosa, y por el contrario, el bocazas de Yamada se comportará como un sensible y responsable alumno. 

Urara en el cuerpo de Yamada y Yamada en el de Urara

La historia empieza con un Yamada Ryu hastiado y apático que se aburre en la escuela, está harto de todo, incluso de su anterior vida como delincuente revientajetas. Quería empezar una nueva vida estudiantil, pero el problema es que con su pinta de yankee (pelos de punta tintados de azul, pendientes en la oreja y cara de mala leche) siempre se mete en problemas y acaba solo y sin amigos. Un día, sufre un accidente tropezando por las escaleras y cae sobre  la solitaria e introvertida Urara Shirashi, al despertar se dan cuenta que ¿¡han intercambiado sus cuerpos?!. Lo que desemboca en mil aventuras y experiencias conociendo nuevos amigos, nuevos poderes y nuevos problemas que harán que, su hasta ahora tediosa vida, se convierta en un divertido caos mientras busca resolver el misterio que se esconde detrás de esos poderes. A medida que avanza la serie, los dos protagonistas cambiarán su personalidad, mejorando sus dotes sociales.

Lo más positivo que tiene son la cantidad de personajes diversos que hay, muchos poseen carisma y tendrán su momento protagonista, lo que no nos dejará sin saber más de ellos. 

Yamada flipando en el cuerpo de Miyamura

Lo más negativo podría ser el fanservice que aparece, que aunque en un ‘intercambio de cuerpos’ entre adolescentes hormonados está justificado, han habido unos cuantos momentos que para mi gusto se ha sobrepasado, pero no me ha molestado tanto como para abandonar la serie. Otro detalle es que esta serie está adaptada de un manga que por lo que he leído lo han comprimido bastante en su versión anime, seguro que se pierden muchos detalles por el camino… aunque hay que tener en cuenta que solo se ha adaptado la primera parte del manga, por lo que es posible que haya segunda temporada aún con un final cerrado en la primera. Lo que si es seguro es que existen dos OVA en el 2.014 y otro en camino para esta actual temporada 2.015.

Otro apunte que doy es que aunque es un harem, la línea romántica de la serie está bien definida y clara. Podéis estar tranquil@s los shippeadores de parejas :__)

En definitiva, no será la serie revelación de la temporada primavera 2015 ni tampoco la más original pero sí la más besucona (guiño, codazo, guiño). Nah, en serio, es muy divertida y entretenida ya que dan mucho juego con el tema de ‘cambiazo de cuerpos’.


Nota final: 7

(Entretenida serie plagada de kisus )


Owari no Seraph

Reseña: Owari no Seraph

Género: Shounen, drama, vampiro, sobrenatural
Estudio: Wit Studio
Año: 2.015
Anime Capítulos: 12

Sinopsis: “Un día, un misterioso virus apareció en la Tierra en el que murieron todos los seres humanos infectados mayores de 13 años. Al mismo tiempo, los vampiros salieron de los oscuros rincones del mundo y la humanidad fue esclavizada. Hyakuya Yuuichirou, es un chico joven, que junto con el resto de los niños de su orfanato, son tratados como ganado por los vampiros. Durante su cautiverio, Yuuichirou tiene un objetivo. Él sueña con matar vampiros. Sueña con matarlos a todos. “

La receta para crear un buen “Serafín”, también llamado Owari no Seraph, consiste en esparcir 1 kg. de virus, unos 200 gr. de vampiros chupasangres y unos 250 gr. de niños huérfanos. Todo ello lo mezclamos bien en un ambiente apocalíptico bien templado y voilá: tenemos el shounen más surrealista de la temporada. 

Siento verdadero amor-odio con esta serie ya que en el 85% de los capítulos me preguntaba “¡¿pero porqué mi*rdas sigo viendo esto?!”. Mi pregunta era respondida al instante con alguna escena o diálogo donde claramente deduces que los guionistas son de los que ven unicornios y pitufos por el pasillo de su casa, porque si no, no te lo explicas…. y eso amiguitos, induce a que sientas curiosidad insana por ver hasta donde pueden llegar sus mentes fumadas


Yuu y Mika después de fumar con los guionistas
La historia empieza en una Tierra post-apocalíptica donde un virus ha asolado la raza humana mayores de 13 años y por si esto fuera poco, los vampiros han salido de su escondite (Drácula & company) y se convierten en los nuevos reyes del mambo gobernando sobre su ‘ganado humano’, que son los niños supervivientes al viruso. Yuu y Mika son dos de los huérfanos que están esclavizados por los vampiros, mientras que Mika parece aceptar e incluso sabe conseguir favores de los chupasangres, Yuu odia ser considerado como una ternera del McDonalds, odia ser un esclavo, odia a los vampiros y lo odia todo, básicamente, porque es el personaje baka-tsundere traumatizado de la historia. Tiene como objetivo salir de allí con su familia, que son los otros niños que conviven con él, y escapar lo más lejos posible. Aunque eso implique sólo vivir un par de años más ya que el virus los mataría al cumplir los 13. Morir sí, pero libre.

Guren, el chulapa “me-la-suda-todo”
Mika aprovecha la relación especial que tiene con un vampiro-noble adoraniños para ayudar a realizar el sueño de Yuu, pero las cosas se tuercen y sólo Yuu consigue escapar con vida de allí aterrizando en los brazos del guapérrimo e interesante Teniente GurenÉste se lo lleva con los rebeldes humanos que forman un ejercito imperial para que llegue a formar parte del Escuadrón Demonio de la Luna que será donde podrá cobrar su vendetta pendiente por matar a su familia: ¡ANIQUILAR A TODOS LOS VAMPIROS!.
Pero eso ya si eso ocurrirá dentro de cuatro años cuando Guren lo obligue a ir al cole, hacer amigos y enamorarse. Por lo visto son requisitos indispensables para entrar en el ejercito y matar vampiros…. primer canutillo de los guionistas.

Mitsuba, Kimizuki, Yuu, Yoichi y Shinoa
Nos encontramos también con cuatro personajes más que se suman al elenco principal: Shinoa, la chica de humor sarcástico y que le encanta trolear a YuuYoichi, el típico debilucho y sin personalidad. Kimizuki, el chico malo que en el fondo tiene buen kokoro y por supuesto, Mitsuba, la tsundere insoportable marimandona. De todos ellos, solo salvaría a Shinoa por ser un pelín más original; al resto les clavaba una aguja en el dedo para hacerlos sangrar y los abandonaba a las puertas de la guarida de los ‘dráculines’… así, sin vacilar ni nada.

Aparecen varios personajes más adultos, siendo de parte del ejercito de los rebeldes o de los vampiros que me hubiera gustado ver más asiduos, o incluso que hubiera habido más protagonismo por parte de los chupasangres y menos vida chorra escolar de los adolescentes, que el mundo está yéndose a tomar por saco fuera y ellos tan ricamente aprendiendo matemáticas en el instituto… segundo canutillo de los guionistas.

Yuu y Mika spoileados
en el Ending y el Opening
Otro detalle que se percibe es la sensación quasi-yaoi que hay durante toda la serie, ya que Yuu solo vive, come, respira, sueña, entrena y mata por la obsesión que tiene con su amigo Mika. De hecho, los tumblrs están plagados de fotos suyas en una situación comprometida, ejem, ejem… Que digo yo que Yoichi también podría unirse por su tendencia a engancharse en plan koala a Yuu, pero bueno, seguro que mi mente sucia lo interpreta mal… sí, eso será.. cof, cof, cof (ataque de tos).

En cuanto al diseño de los personajes y los paisajes, sin duda, para mí es lo más destacable de la serie, es bastante correcto y colorido con una luminosidad viva y retro que han conseguido cautivarme. 

En resumen, mi esperanza es que esta primera temporada sea solo un prólogo y lo bueno e interesante empiece en la segunda temporada que tendrá lugar el próximo octubre. Y sí, lo voy a ver contra todo pronóstico a mi sentido común.

Nota final: 6

(Surrealista, predecible, teledramón pero curiosamente adictiva)